Enlaces Andalucia  

ALMERIA

CADIZ

PUERTO SANTA MARIA

JEREZ DE LA FRONTERA

CHICLANA DE LA FRONTERA

CADIZ

FEDERACION PROVINCIAL DE CADIZ

CORDOBA

GRANADA

JAEN

LINARES

MALAGA

SEVILLA

Mairena del Alcor

   

Premios  

logo_voluntariado

Premio Andaluz del Voluntariado 2008



   

Banner Institucionales  

logo_junta

 



   

Historia del Sáhara

Los campamentos

Después de la evacuación del Sáhara Occidental por el ejército español en noviembre de 1975 y de la simultánea invasión por los ejércitos marroquí y mauritano, miles de saharauis tuvieron que huir de sus hogares para refugiarse en la hammada de Tindouf, en Argelia, o en las regiones más recónditas del Sáhara Occidental. Desde entonces, se hallan los refugiados saharauis en este lugar, auxiliados por la ayuda internacional.

Estructura

Actualmente, la población refugiada en los Campamentos de Refugiados de la región de Tindouf está repartida en cuatro campamentos llamados Wilayas o provincias: Smara, Aaiún, Auserd y Dajla. Éstas están organizadas, a su vez en dairas o municipios, cada una de los cuales se subdivide en barrios.

En 1991 el ACNUR cifraba la población de los campamentos 173.000 personas. La mayoría de la población de los Campamentos Refugiados está constituida por mujeres y niños; la mayor parte de los hombres están movilizados en las zonas liberadas. En estas zonas, una parte de la población civil continúa aún nomadeando.

Organización

Desde el punto de vista organizativo, todo adulto que vive en los campamentos ha de pertenecer a uno de los cinco comités existentes:

1. Comité de Salud, integrado por un subcomité de profesionales con función asistencial y otro de salud preventiva que se responsabiliza de aspectos relacionados con la salubridad de las aguas, ambiente, información sobre campañas de vacunación...

2. Comité de Educación, que comprende un grupo encargado de los asuntos de guarderías, escuelas primarias, etc., y un segundo que tiene a su cargo temas relacionados con el bienestar de los niños y los programas de alfabetización de adultos.

3. Comité de Suministros, integrado a su vez por:

a. Un Subcomité que incluye un grupo encargado de la distribución de las raciones de alimentos de acuerdo con las necesidades establecidas. También distribuyen el gas para cocinar, ropa y tiendas de campaña. La mayoría de estos productos proceden de la ayuda internacional. La producción propia cubre las necesidades de huevos y, muy parcialmente, las de hortalizas. La Media Luna Roja Saharaui está representada en este subcomité en el ámbito de Daira.

b. Un Subcomité que se encarga de explicar el valor nutritivo de los alimentos y su preparación en los casos en que estos no se corresponden con la dieta tradicional saharaui.

4. Comité de Desarrollo Económico o Producción. Este comité esta formado por los dos subcomités siguientes:

a. Un grupo a cargo de la producción de artículos de artesanía.

b. El Comité de Desarrollo Agrícola, formado por un grupo a cargo del trabajo en las granjas o huertos. Según la demanda,  moviliza los grupos especiales necesarios para ayudar en la preparación de la tierra, la siembra, escarda y cosecha en las distintas granjas.

5. Comité de Justicia y Asuntos Sociales, integrado por el Comité de Justicia, en el que se halla "el Khadi" y un grupo de mujeres y hombres que tienen a su cargo los asuntos judiciales, como matrimonios y divorcios, y el Comité de Asuntos Sociales que se encarga de la organización y preparación de actos sociales; ofrece servicios a minusválidos y ancianos e interviene de mediador en pequeñas disputas.

Todos los Comités y Subcomités mencionados son administrados y dirigidos por las mujeres en sus respectivas dairas. Las cinco directoras de Comité se reúnen por lo menos dos veces al año y rinden cuentas a la persona responsable en la Daira. El Consejo Local de cada Daira está integrado por la persona a cargo de la Daira, las cinco directoras de los Comités, una representante de la Asociación de Mujeres y un representante de la Asociación Juvenil.

Economía

Siendo huéspedes del Estado Argelino. los saharauis poseen la libre disposición de la tierra y de los recursos hídricos de la zona en la que están instalados. La actividad económica es básicamente colectiva. Cada trabajador o trabajadora ofrece su participación voluntaria durante un periodo.

En los últimos años se ha ensayado una incipiente economía de mercado basada en los escasos excedentes de productos no básicos mediante la instalación en cada Wilaya de una pequeña "tienda" donde puede gastarse el escaso dinero que circula en los campamentos

Vida cotidiana

La vida cotidiana en los campamentos saharauis es producto de la situación particular de un pueblo en refugio desde hace veinte años. con sus hombres en la guerra, en un lugar donde reina la ausencia total de todos los medios.

Las mujeres

La actividad de la mujer en un día laborable comienza con los rezos, a lo que sigue el amasar el pan y preparar el té (desayuno tradicional de la familia que supone un aporte de glucosa en cantidad estimable).

Los niños menores de doce años que todavía permanecen la jaima asisten a las clases que se imparten en la escuela de la Wilaya. Los mayores de esa edad se encuentran escolarizados en uno de los internados.

Muchas de las mujeres salen de la jaima a la vez que los niños y niñas para dirigirse a las tareas que tienen asignadas: guarderías, escuelas, ,dispensarios, trabajo en los  comités, etc...

A la vuelta de sus tareas externas las mujeres se ocupan de la preparación de la comida en el recinto adosado a la jaima que hace la función de cocina.

El acarreo del agua para usos domésticos es otra tarea realizada normalmente por las mujeres. El agua ha de transportarse en pesados bidones desde el pozo o el depósito de la daira hasta la jaima.

Colectividad

Las TUISAS, hoy campañas populares, son trabajos comunitarios que reúnen en un mismo esfuerzo a un grupo de refugiados, herencia de una vida nómada en la que la comunidad aseguraba la vida, y la individualidad la muerte. Todo se desarrolla aquí en un esfuerzo común.

Un ejemplo de estos trabajos es la construcción de ladrillos, en la que las mujeres excavan el suelo, abren trincheras, transportan el agua que ligará la tierra arcillosa, y moldean los ladrillos en grandes prismas rectangulares que se cocerán durante algún tiempo al sol.

Otros ejemplos de estos trabajos colectivos son el trabajo en las huertas, el acarreo de agua, el cuidado de los rebaños, o el reparto de la comida.

Actividades y diversiones

El pueblo saharaui es muy amante de la poesía, trasmitida por vía oral. Tradicionalmente el oficio de poeta ha pasado de padres a hijos. Los cantos típicos son de alabanza al Profeta y religiosos, cantos de temas cotidianos, poemas y cantos de amor, chistes, etc.

La música y las danzas saharauis incorporan decorados y ritmos africanos, melodías moriscas y gestos asiáticos. Las danzas son acompañadas por un tambor hecho de madera y piel tensada (tebal) que se tocas con las manos y de la guidra que se toca con palillos, acompañándose de palmas y del vibrante y agudo grito de las cantadoras (inxid).

Uno de los principales acontecimientos culturales y de diversión de los Campamentos es la celebración de los Festivales de la Juventud a finales del verano. Durante estos festivales las canciones tradicionales se unen con instrumentos ajenos a la cultura saharaui incorporados por las nuevas generaciones.

Algunas diversiones de los tiempos de paz se conservan, como el parchís y el sig, un antiguo juego árabe, que se practica sobre la arena utilizando como fichas palitos y piedras o excrementos secos de camello.

Artesanía

Los objetos de la industria artesanal saharaui son producto de consumo a la vez que vehículo de una expresión artística particular. Se realizan en diversos materiales: piel curtida, madera, cobre, lana, esparto, plata. etc.

Los objetos tienen valor decorativo y utilitario: joyas, tapices, cofres, objetos domésticos, esteras, sillas de montura, bolsos,... Las formas y las decoraciones son a base de figuras geométricas, arabescos, y formas vegetales.

En la actualidad esta artesanía constituye un mensaje de la problemática política, incorporando los símbolos más representativos de la lucha liberadora. Se ha hecho corriente, además, la utilización de restos de armamento y municiones de las batallas para fabricar distintos objetos, como testimonio y denuncia de la guerra.

La hospitalidad

Esta tradicional virtud árabe se muestra en numerosas costumbres saharauis. La mujer ha de cocinar siempre unas raciones de más, por si se presentase a cualquier hora un vecino, amigo o conocido al que hubiese que dar de comer.

El té y su ritual es, así mismo, la ceremonia con la que se recibe a un visitante o pariente y, a pesar de su carácter de pueblo nómada, los utensilios del té nunca se abandonan; constituyen incluso la prenda más querida de todo ajuar saharaui.

La preparación del té, tiene un ritual muy característico y es imprescindible respetarlo. Se hace en tres rondas, siendo el primer vaso amargo como la vida, el segundo dulce como el amor y el tercero suave como la muerte. El rito del té tiene su lenguaje particular. Por ejemplo, cuando una persona te ofrece el vaso con un discreto giro en la palma de la manó eso significa que le atraes.

Es una obligación la visita diaria a los vecinos más próximos y familiares cercanos, si están enfermos o necesitan ayuda.

La salud

Durante los primeros tiempos de refugio, a las penalidades derivadas de la guerra y del exilio, se sumaron los estragos de las enfermedades y epidemias que provocaron una gran mortalidad, sobre todo entre los niños y niñas.

La población saharaui superó esta dificilísima situación mediante la auto-organización y el desarrollo de una estructura preventiva de base que resulta modélica. La alimentación y la prevención e higiene, unidas a un importante esfuerzo en formar a la población en estas materias, explican el éxito en este campo, dentro de las condiciones de escasez y penuria de los campamentos.

La alimentación

Depende en un porcentaje muy importante de la ayuda de organismos internacionales (ACNUR, PAM, UE, ONGs). Cada familia recibe al mes una cantidad de alimentos básicos (azúcar, té, harina, arroz, lentejas, aceite y leche en polvo), proporcional al número de miembros que la componen. La responsabilidad del reparto corresponde a los ancianos ya las mujeres jefas de Comité de Suministros de cada Daira.

Hay, además, aportes extraordinarios de las ayudas internacionales: sardinas, atún, dátiles, pasta y quesos.

En estas condiciones, se ha dado la máxima importancia a una adecuada y ordenada distribución de los alimentos -por medio de los Comités de Suministros, en los que participa la población y que existen en todas las dairas- y al desarrollo de la agricultura, primero, y de la ganadería después, para producir alimentos frescos que completen la dieta procedente de la ayuda humanitaria, carente en estos productos.

Hoy en día existen alrededor de 70 hectáreas de cultivos hortícolas, un gran centro avícola y una incipiente ganadería ovina y camellar que combina los sistemas tradicionales de pastoreo nómada con el régimen de estabulación.

A falta de alimentos frescos para toda la población se da prioridad a los sectores de población más débiles en como lactantes, ancianos, embarazadas, enfermos, etc.

Estructura sanitaria

La estructura de atención sanitaria se basa en la prevención y en la participación del conjunto de la población. Los Comités de Salud son la base del sistema. En cada Daira existe un pequeño dispensario y en cada Wilaya un hospital que funciona como centro de Salud Primaria. El Hospital Nacional es el centro de referencia para los casos más graves y dispone de instalaciones quirúrgicas donde trabajan no sólo profesionales saharauis, sino también cooperantes extranjeros a través de diversos proyectos de cooperación.

La cooperación sanitaria

La RASD. ha dado preferencia a los programas de cooperación en el campo de la salud. Los programas de vacunación y alimentación infantil han sido prioritarios. Junto a ellos, y ante la ausencia de especialistas saharauis, se ha potenciado la cobertura de la asistencia terciaria por medio de delegaciones sanitarias extranjeras que operaban en los campamentos.

En la actualidad los esfuerzos en el campo de cooperación, además de los logros en alimentación y prevención, se dirigen a potenciar la salud primaria y la formación, que deberán seguir siendo los puntales básicos del sistema de salud saharaui

La educación

Quizás sea en el campo educativo donde la RASD. ha logrado uno de los éxitos más espectaculares a nivel interno. Pasar, en diez años, de una tasa de analfabetismo de 72'55% a la total escolarización de la población de 3 a 16 años, constituye un hito pocas veces alcanzado, y menos si tenemos en cuenta las desfavorables condiciones que en principio derivan de una situación de guerra, de falta de programas escolares autóctonos y de inexistencia de cuadros educativos, como herencia de un pasado colonial que muy poco se había preocupado de estos temas.

La situación reflejada en el censo de 1974, al final de la colonización era la siguiente:

  • Escolares: 4.862 (6'5%)
  • Estudiantes: 911 (1'2%)
  • Carreras medias: 11 (0'01 %)
  • Carreras superiores: 27 (0'03%)

Estos datos coinciden con los del Ministerio de Enseñanza y Educación de la RASD, que estima que el personal cualificado que quedó tras la retirada del Estado español era la siguiente:

  • 1 médico (que no finalizó sus estudios)
  • 1 perito
  • 4 maestros
  • 25 estudiantes universitarios.

Esta situación obligó al Frente Polisario desde su constitución en 1973, a pesar de todas las trabas y dificultades que se imponían, a crear escuelas clandestinas y campañas de alfabetización en el campo y las zonas liberadas.

En 1978 se creó el Ministerio de Enseñanza y Educación. Los resultados son evidentes: 5.500 titulados superiores; 7.500.titulados en Formación Profesional; 6.000 estudiantes en el extranjero, casi todos en enseñanzas medias; más de 25.000 alumnos de enseñanza Primaria y Secundaria y casi 15.000 en Preescolar.

La estructura educativa actual es la siguiente:

  • Guarderías para los niños de hasta tres años y de cuatro a seis años. Como en cualquier otro lugar, los niños aprenden jugando, cantando y participando colectivamente en las actividades con otros niños. Estos centros son atendidos totalmente por educadoras y maestras.
  • Educación primaria, desde los siete a los trece años. Equivalente a la E.G.B. española. A partir del tercer curso la lengua y lectura en castellano son asignaturas obligatorias. Se estudia en colegios de daira, al lado de las jaimas.
  • Educación secundaria, desde los trece a los dieciséis años. Intermedio entre la E.G.B. y el Bachiller, como preparatorio de este último. Se realiza en uno de los centros que al efecto se han construido: el "9 de Junio", con capacidad para 1.500 estudiantes y el "12 de Octubre", con una cabida máxima de 2.500 alumnos.

Formación Universitaria. Depende exclusivamente de los convenios culturales y de relaciones de amistad y solidaridad internacional que la RASD. establece con los países que la reconocen. Para determinar los estudios a seguir se combina un triple criterio: el deseo personal del alumno, sus posibilidades reales y las necesidades sociales.

Educación especial. Existe un centro para el tratamiento de los jóvenes disminuidos físicos, la mayoría víctimas de los bombardeos o de la poliomielitis, que funciona en régimen de internado. Al mismo tiempo, un aula para los disminuidos mentales permite su enseñanza adaptada.

Uno de los aspectos que más destaca sobre todos los adelantos que ha supuesto la revolución es la enorme revalorización del papel de la mujer. La Escuela "27 de Febrero" es el estandarte de la formación femenina para la gestión de los campamentos, siendo las mujeres las que han llevado todas las responsabilidades de las wilayas durante la guerra. En 1976, ninguna mujer saharaui había podido acceder a estudios superiores. Esta situación ha cambiado notablemente, mediante el acceso por igual a la educación de niños y niñas, la coeducación y la posibilidad de realización en el extranjero de estudios superiores.

Envia esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
   

FANDAS en facebook  

   

FANDAS en twitter  

 

   

Género y Equidad  

 

   

Campaña por la liberación de los presos politicos saharauis  


 

   

CAMPAÑA: POR UNA MINURSO CON DERECHOS HUMANOS  

cartelOkFinal
Pinchar en la imagen para más información
   

Campaña #AndaluciaconelSahara  

cartel vacaciones en paz 2013
¿Quieres conocer más sobre esta campaña?
Pichar en la imagen
   

VACACIONES EN PAZ  

cartel vacaciones en paz 2013
¿Quieres conocer más sobre esta campaña?
Pichar en la imagen
   

Enlaces  


Gobierno de la RASD



arso1




















saharamaraton
   
© ALLROUNDER