slider1
slider2
slider3
slider4

Vacaciones en paz

Número de menores participantes

Entre 1200 y 1300 menores en los últimos años cada verano. Incluídos en pasaportes colectivos con autorización cada año del Consejo de Ministros del gobierno de España para la expedición de los visados.

Edad

De 8 a 12 años. Algunos menores pueden participar entre doce y catorce. Celiacos y discapacitados pueden participar antes de los ocho años.

Procedencia

Campos de refugiados Saharauis en Tindouf (Argelia).

Organización del Proyecto

Lo realiza cada Organización en su Comunidad bajo la coordinación general de CEAS y el Ministerio de la Juventud saharaui, con el apoyo de la Delegación estatal saharaui en España. Existe una comisión estatal en CEAS formada por representantes de todas las Comunidades.

Patrocinadores

Instituciones, entidades, colectivos y grupos que apoyen financieramente el viaje. En los últimos tiempos al descender las subvenciones son las Asociaciones y las familias los máximos financiadores. Los gastos de estancia dependen de las familias acogedoras durante dos meses.

Colaboradores

Asociaciones, colectivos y personas individuales ayudan a la organización o en alguna de las tareas concretas del proyecto siendo una marea permanente de solidaridad.

Fecha de estancia

Desde el 15 de Junio al 31 de Agosto , aproximadamente.

Transporte

El transporte se realizará por avión desde Tinduf hasta distintos aeropuertos y viceversa. Desde los aeropuertos se efectuarán los traslados hacia el resto de las provincias normalmente en autobuses.

Lugar de recepción de los niños y niñas

Para la recepción del contingente de niños/as saharauis se cuenta con el apoyo de AENA, el Servicio de Salud, Protección Civil, Cruz Roja y Fuerzas de Seguridad, al objeto de poder cubrir todas las necesidades derivadas del proyecto. Las Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui velan por la organización de todo el proceso junto a las Delegaciones saharauis.

El lugar de recepción en cada lugar es establecido por las diferentes Asociaciones y por acuerdo de sus respectivos Coordinadores del programa de forma centralizada o por comarcas de las provincias en cuestión. Suelen ser recepcionados en pabellones deportivos u otro tipo de instalaciones cedidas por Ayuntamientos, Diputaciones u otras entidades colaboradoras del programa, adecuadas al número de menores y horario de llegada de los mismos. De modo que, algunas provincias trasladan desde el aeropuerto a todos sus menores al lugar de recepción provincial, desplazándose a ellos las familias de acogida de las localidades próximas, mientras que los menores pertenecientes a comarcas más lejanas continúan en autobús su viaje a las mismas estableciéndose otro punto de recepción y distribución de los menores; y en otros casos, desde el aeropuerto los menores van distribuidos por comarcas realizando su viaje directamente hacia el punto de recepción comarcal donde acuden las familias de acogida.

Las familias de acogida están perfectamente informadas del horario de llegada de los menores así como el de llegada al punto de entrega.

Cada Asociación Provincial y/o Coordinador local de cada Municipio participante en este proyecto, son los responsables de distribuir los niños/as entre las familias de acogida que hayan efectuado su petición y colaboración en el proyecto.

Cobertura Sanitaria

Se conciertan con las Consejería de Salud , al igual que en proyectos anteriores la total cobertura sanitaria de los niños/as Saharauis durante su estancia y quedan coordinadas las acciones por medio del Convenio Especial común de Asistencia Sanitaria.

Actividades a desarrollar por los menores durante su estancia

Durante los dos meses de estancia en acogida, cada asociación programa diferentes actividades lúdicas (a nivel local, comarcal o autonómico) para que estos niños/as puedan conocer nuestro entorno y se conviva no sólo con la familia de acogida sino además con los vecinos, el pueblo de acogida y otros niños de pueblos cercanos. Una actividad común en todas las localidades es la recepción de los niños y niñas saharauis por parte de los/las Alcaldes/as de los distintos municipios donde hay menores en acogida y por los presidentes/as de las Diputaciones Provinciales, en distintos actos donde les hacen entrega de obsequios y preparan actividades. De igual modo, a nivel local o comarcal, otro tipo de Asociaciones (deportivas, culturales, asistenciales,…), Organismos y Entidades colaboran, en la medida de sus posibilidades, ofreciendo diferentes actividades para amenizar la estancia de los menores: encuentros deportivos, fiestas con payasos, juegos malabares y musicales, visitas a museos y exposiciones, parque acuáticos,… Algunos de los/las pequeños/as saharauis llegan en época de eventos de su pueblo, lo que es todo un acontecimiento para ellos/as, ya que disfrutan de las distintas atracciones, música, gastronomía, fuegos artificiales.

Las distintas Asociaciones de Amigos del pueblo saharaui locales organizan actividades para la convivencia de los menores saharauis de la localidad, las familias de acogida y los socios y voluntarios colaboradores del proyecto.

El acogimiento familiar temporal a los menores refugiados saharauis es una figura manifiestamente solidaria, de apoyo a un pueblo refugiado y, claramente, diferenciada de la adopción.
Cualquier persona, soltera, divorciada con o sin hijos, o grupo familiar que desee participar en el programa y que no se encuentre en ningún proceso de adopción puede solicitar un menor. La persona o familia que desee acoger debe presentar una solicitud en la correspondiente Asociación referente de su localidad o provincia. A partir de ese momento, los responsables de la Asociación realizan un proceso de selección, formación y valoración para garantizar el éxito del acogimiento. La selección es coordinada por alguien de experiencia en el programa y, fundamentalmente, en coordinación con las Delegaciones de Bienestar Social de los Ayuntamientos.

Cada Comunidad autónoma tiene peculiaridades en su organización, aunque todas responden a unos principios comunes. El acogimiento temporal familiar es una alternativa que sirve para complementar, y no sustituir, a la familia biológica durante el tiempo de verano establecido.
El acogimiento familiar asume a niños y niñas que presentan particularidades (discapacidades físicas, psíquicas, enfermedades crónicas, trastornos del comportamiento, jóvenes adolescentes, etc.). De esta forma, surgen los acogimientos especializados. Existen nuevos roles de las familias acogedoras para poder asumir estas nuevas necesidades.

Los procesos de formación se introducen en la fase de selección y de seguimiento. Una vez que una familia o persona ha sido seleccionada para acoger a un menor, acude a unas reuniones sobre los diferentes aspectos del acogimiento: información legal, modalidades de esta tutela infantil, implicaciones de la separación del niño de su familia biológica, pautas del proceso de adaptación del niño a su nuevo entorno, cómo encauzar las visitas de la familia de origen y, por supuesto, una clara explicación del retorno del niño a su familia.

En una segunda fase, llamada de acoplamiento, se informa a la familia sobre las características del menor y de su propia familia, así como de las adaptaciones que la propia familia debe realizar para acoger al niño..

En la siguiente fase, en el acogimiento, se hace un seguimiento al menor y a la familia, que acuden a actividades comunes y están en contacto con la asociación y los monitores acompañantes para resolver y anticipar, adecuadamente, las posibles situaciones problemáticas que se produzcan. Estas familias experimentan, igual que el niño, una situación nueva a la que enfrentarse, de ahí que durante todo el tiempo que dura el acogimiento reciben apoyo técnico y una supervisión del proceso, sobre todo en los momentos más sensibles, como puede ser al inicio del acogimiento, las primeras visitas, las visitas de algún miembro de la familia biológica u otras eventualidades que se puedan dar a lo largo del acogimiento. Si en algún momento se manifiesta que no se desea continuar el acogimiento, la familia y el menor serán suficientemente atendidos por parte de la Asociación referente.

Fandas: Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara